martes, 1 de diciembre de 2009

4 tipos de condicionamiento instrumental

El condicionamiento de recompensa, Aunque también se le conoce como reforzamiento positivo o refuerzo positivo, el nombre de condicionamiento de recompensa es el más claro, por lo que actualmente se prefiere este nombre.

Es el tipo más común de condicionamiento instrumental. En él una respuesta va seguida de un estímulo positivo (el reforzador). Es decir, la respuesta produce un resultado deseable. Este tipo de condicionamiento hará que la probabilidad de esa respuesta aumente.

El castigo o castigo positivo, El término castigo positivo se hace innecesario al evitarse también el término castigo negativo, sustituido por el más adecuado y claro de entrenamiento de omisión.

El castigo ocurre cuando la respuesta instrumental va seguida de un estímulo aversivo. Este estímulo aversivo puede consistir, en los experimentos de laboratorio, en pequeñas descargas eléctricas o ruidos estridentes. Aplicado a humanos, el castigo es habitual en la sociedad; no sólo sería castigo el físico o penal, también puede ser psicológico.

El castigo es un procedimiento contrario al condicionamiento de recompensa y similar a la preparación aversiva del condicionamiento clásico. El resultado es, como predice la ley del efecto, la disminución de la conducta.

El entrenamiento de omisión, Aunque en la literatura psicológica a menudo se ha usado el nombre de castigo negativo para este tipo de condicionamiento, ese término ha sido relegado en aras de la claridad, ya que a menudo el término castigo conducía a error.

El entrenamiento de omisión consiste en que el resultado que sigue a la respuesta dada por un individuo es la ausencia de un estímulo apetitivo; es decir, la conducta da lugar a la omisión de la recompensa.

El Reforzamiento Negativo. Este procedimiento se conoce también como escape. El escape implica la terminación de un estímulo aversivo.

El sujeto ha de dar una respuesta después de la aparición del estímulo aversivo, con lo que este desaparece.

Un ejemplo clásico de este tipo de condicionamiento es el simple hecho de abrir un paraguas cuando llueve, lo que hace que el estímulo aversivo (mojarse) desaparezca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada